Ir a la barra de herramientas

Animación con Inteligencia Artificial y Deep learning en 2020

 

 

 

Animación con Inteligencia Artificial y Deep learning

La sociedad actual está totalmente orientada hacia los entornos digitales. Ahora, desde que somos muy pequeños, nos vemos enfrentados con una gran cantidad de manifestaciones tecnológicas.

Un claro ejemplo de ello son los videojuegos que, en la actualidad, son capaces de atrapar tanto a grandes como a chicos. Al principio, estos fueron sencillos y poco elaborados.

Sin embargo, esto cambió rápidamente con el paso del tiempo. Cada vez se volvieron más complejos, llenos de animaciones e infinidad de acciones que los personajes podían realizar.

 

Para hacer de ello algo de buena calidad, los desarrolladores han tenido que pasar una gran cantidad de horas trabajando en cada movimiento de los personajes. Ahora, gracias a una nueva investigación, podría existir un mecanismo que podría facilitar este proceso y ofrecer a los desarrolladores un atajo para no tener que invertir tanto tiempo en esta fase.

Animación de personajes con Inteligencia Artificial

Animación con Inteligencia Artificial y Deep learning

Es más que claro que el movimiento es clave para hacer de una animación lo que es. Sin embargo, nuestro concepto de esta movilidad ha ido cambiando con el tiempo.

En un inicio, los movimientos notorios pero bruscos eran lo más comunes en lo dibujos animados –que eran en 2D. Asimismo, los videojuegos oscilaban entre espacios vagamente móviles e imágenes fijas con texto.

Ahora, en la mayoría de los casos ambas disciplinas se decantan por el uso de gráficos en 3D y por un estilo de movimiento mucho más natural. Sin embargo, como lo hemos dicho, este, a pesar de ser el más llamativo, tiende a ser el más complejo de desarrollar.

Animación con Deep Learning

Animación con Inteligencia Artificial y Deep learning

El nuevo sistema que fue desarrollado por científicos de la Universidad de Edimburgo se maneja a través de conexiones neuronales –similares a aquellas que tenemos en nuestro propio cerebro. Gracias a ellas, la inteligencia artificial tiene la posibilidad de realizar procesos de Deep Learning.

El estado de la inteligencia artificial en la animación

Además, Por muy apasionados que puedan ser los animadores con su oficio, hay algunos trabajos que son simplemente tediosos o un medio para un fin. Animar el cabello, la ropa, caminar y salpicar el agua puede caer en esta categoría que consume mucho tiempo.

No es de extrañar, entonces, que el desarrollador de Pixar Jiayi Chong, cuya filmografía incluye clásicos como «Toy Story 3», «Up» y «WALL-E», se propusiera construir una herramienta llamada Midas Creature que automatiza este tipo de tareas de Animación con Inteligencia Artificial.

Adobe está haciendo algo similar para abordar la sincronización de los movimientos de los labios de un personaje con una grabación de voz. «Es un trabajo de especialistas», dice el becario de Adobe y ganador de un premio de la Academia David Simons. «Y lleva mucho tiempo. Por eso, si eres nuevo en la producción de animación, puedes limitar lo que haces y cuánto haces».

Estas son algunas de las últimas innovaciones destinadas a racionalizar y ampliar un medio con un potencial masivo: los vídeos en línea representan ahora el 50% de todo el tráfico móvil, y el contenido animado es un gran pedazo de ese pastel digital.

Haz más con menos

La animación, tradicionalmente, ha ido de la mano de minucias que no necesariamente alimentan la destreza creativa de un animador. Sin embargo, estos pasos suelen ser necesarios, y también son lo suficientemente complejos como para hacer de la automatización un desafío. Para muchos animadores, el beneficio central de la IA proviene de la agilización del proceso creativo, simplemente asumiendo tareas tediosas. Con ese «tiempo libre» añadido, los diseñadores pueden pasar más tiempo trabajando en sus visiones creativas globales.

Empujar los límites de la creatividad

A medida que la tecnología de Animación con Inteligencia Artificial  continúa refinando los procesos y prolifera en la industria, los animadores, cineastas y diseñadores se sumergen en ella, produciendo animación de alta calidad con menos personal en menos tiempo. Esto, a su vez, impulsa nuevos conceptos creativos que atraviesan el desorden del paisaje existente del vídeo digital y la animación.

Un ejemplo reciente: El Sueño Profundo de Google es un proyecto experimental que ayuda a los científicos e ingenieros a ver las imágenes a través de los ojos de una red neuronal profunda. Una nueva forma de arte psicodélico, abstracto y a veces inquietante surgió rápidamente de esta tecnología.

«Si se entrenara con imágenes de gatos y rostros, crearía algo como un sueño inducido por el LSD, produciendo nuevas combinaciones de esas cosas», dice David Simmons.

Simplificar lo complejo

Yendo un paso más allá, los investigadores del Instituto Allen de Inteligencia Artificial y de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign introdujeron más de 25.000 clips de tres segundos del dibujo animado original «Los Picapiedra» en un sistema de IA. A partir de ahí, el sistema de IA fue capaz de crear nuevos clips basados en descripciones de texto de una escena dada – «Betty y Wilma tienen una discusión en la cocina», por ejemplo.

Utilizando la inteligencia de los clips existentes, el sistema de IA reunió a los personajes, accesorios y lugares especificados y los animó en consecuencia. Si bien algunos resultados fueron torpes, la mayoría entregó el nuevo contenido sin problemas y casi al instante.

Dejando de lado la torpeza, esta investigación apunta a un futuro en el que la IA genere horas de contenido animado basado en guiones de contenido pasado. Esto podría, inmediatamente, democratizar la animación de alta calidad, convirtiéndola en una opción creativa sencilla para cualquier comercializador, productor, director creativo o aspirante a animador, una opción que podría tener un precio significativamente más bajo que el desarrollo de la animación tradicional.

El contenido creativo, sin embargo, es sólo el comienzo. Esta misma tecnología de IA puede aplicarse potencialmente a los juegos, análisis de movimiento e incluso a la robótica en el futuro. «Las cosas están cambiando muy rápidamente», según  David Simmons que cree que la velocidad de innovación seguirá aumentando a medida que más personas se capaciten en la tecnología y piensen en las mejores formas de usarla.

 

Referencias:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *