¿Qué es el CAMPO ULTRAPROFUNDO del HUBBLE?🔭El futuro: El TELESCOPIO NANCY GRACE ROMAN.



Una de las imágenes más icónicas del telescopio espacial Hubble es el campo ultraprofundo de Hubble, que reveló miríadas de galaxias en todo el universo, que se remontan a unos pocos cientos de millones de años después del Big Bang. Hubble observó un solo parche de cielo aparentemente vacío durante cientos de horas a partir de septiembre de 2003, y los astrónomos revelaron este tapiz de galaxias en 2004 con más observaciones en los años siguientes.

El próximo telescopio espacial Nancy Grace Roman de la NASA podrá fotografiar un área del cielo al menos 100 veces más grande que el Hubble con la misma nitidez. Entre las muchas observaciones que permitirá esta amplia vista del cosmos, los astrónomos están considerando la posibilidad y el potencial científico de un “campo ultraprofundo” del Telescopio Espacial Romano. Tal observación podría revelar nuevos conocimientos sobre temas que van desde la formación de estrellas durante la juventud del universo hasta la forma en que las galaxias se agrupan en el espacio.

Roman habilitará nueva ciencia en todas las áreas de la astrofísica, desde el sistema solar hasta el borde del universo observable. Gran parte del tiempo de observación de Roman se dedicará a estudios sobre amplias franjas del cielo. Sin embargo, también se dispondrá de tiempo de observación para que la comunidad astronómica en general solicite otros proyectos. Un campo ultraprofundo romano podría beneficiar enormemente a la comunidad científica, dicen los astrónomos.

Por ejemplo, un campo ultraprofundo romano podría ser similar al campo ultraprofundo del Hubble: mirar en una sola dirección durante unos cientos de horas para crear una imagen extremadamente detallada de objetos distantes muy débiles. Sin embargo, mientras Hubble atrapó miles de galaxias de esta manera, Roman recolectaría millones. Como resultado, permitiría nuevas ciencias y mejoraría enormemente nuestra comprensión del universo.

Uno de los mayores desafíos de la misión romana será aprender a analizar la abundancia de información científica en los conjuntos de datos públicos que producirá. En cierto sentido, Roman creará nuevas oportunidades no solo en términos de cobertura del cielo, sino también en minería de datos.

Un campo ultraprofundo romano contendría información sobre millones de galaxias, demasiadas para que los investigadores las estudien una a la vez. Se necesitará aprendizaje automático, una forma de inteligencia artificial, para procesar la base de datos masiva. Si bien esto es un desafío, también ofrece una oportunidad.

Ver video en youtube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: