¿Que es la computación ubicua?

 

¿Que es la COMPUTACIÓN UBICUA? o cuando la tecnología desaparece

Puede que no lo sepas todavía, pero la computación ubicua está realmente en todas partes a tu alrededor

Desde los relojes inteligentes a los vehículos autónomos y todo lo demás, gran parte de la vida moderna es parte de una forma de pensar orientada a la computación ubicua.

Pero invisible para todos los que no sean expertos, porque computación ubicua consiste en que el uso consciente de la tecnología desaparece como tal.

Este video pretende ser una guía de todas las cosas de la computación ubicua y está diseñado para aquellos que quieran aprender más sobre lo que es y cómo funciona.

 

¿Qué es la computación ubicua y dónde se utiliza?

 

La computación ubicua es un paradigma, un estilo de vida y una innovación tecnológica a la vez.

Esencialmente se refiere a los tipos de tecnologías que pueden llegar a todos los aspectos de la vida de un usuario,

sin que este tenga una noción de su uso consciente, porque está pasa a estar integrada con nuestra vida cotidiana y nuestras acciones rutinarias.

Se podría también denominar computación omnipresente.

 

¿Donde nació?

 

La idea de la computación ubicua surgió por primera vez en 1988, cuando un científico llamado Mark Weiser fue el primero en llamar la atención de la comunidad informática de que el futuro de la tecnología estaba en que fuera transparente, no visible.

Weiser era empleado de Xerox PARC en ese momento, pero más tarde se le conocería como el padre de la computación ubicua.

Y se le atribuiría el mérito de haber tenido la previsión de desarrollar una teoría que se aplicaría en los años venideros.

Hoy parece fácil pensarlo, pero acuérdate que estamos en 1988, la informática estaba lejos de ser omnipresente.

El primer ordenador personal, con el formato que conocemos ahora, había sido comercializado por IBM hace unos pocos años.

Y el ordenador todavía se movía a ritmo de interfaces de texto como DOS o UNIX, dado que el primer Windows 1.0 lanzado en 1985, y que también estaba fuertemente conectado con XEROX, no había todavía triunfado.

 

Los ordenadores eran grandes, ruidos y poco potentes.

Los ordenadores personales estaban a punto de hacerse populares, y un mundo en el que los teléfonos inteligentes y las tabletas estaban tan extendidos que estaban en los bolsillos de todo el mundo parecía muy lejano.

 

 

Weiser sugirió que la informática podría ir en una de dos direcciones o continuar como la había hecho hasta entonces con dispositivos independientes de las necesidades de sus usuarios, o no intrusiva, trabajando para su propietario en un segundo plano en lugar de en un primer plano – o, incluso, en gran medida fuera de su vista.

Había nacido la computación ubicua.

 

¿Qué otros elementos son necesarios para la computación ubicua?

Para alcanzar su potencial, la computación ubicua, necesita de capacidad de computación encapsuladas o micro miniaturizada, que quepa en dispositivos invisibles o que se puedan ocultar fácilmente;

  • Canales de comunicación de alta velocidad que permiten que cualquier dispositivo esté siempre conectado la red.

  • Microservicios capaces de gestionar, por si mismos, todas las posibles peticiones de usuarios, y que al mismo estén conectados con entidades de gestión de servicio mas grandes que puedan sincronizar entre si la información de acceso y seguridad.
  • Inteligencia artificial capaz de adaptarse de forma dinámica a los patrones de uso de los diversos dispositivos, de sus usuarios, o de las diversas relaciones de sus usuarios con otras empresas, otros usuarios, otros servicios.

 

Las aplicaciones informáticas ubicuas están en todas partes.

Como el nombre sugiere, por supuesto, las aplicaciones informáticas ubicuas están en todas partes, pero probablemente no de habrás dado cuenta, porque precisamente el objetivo es que el usuario no se dé cuenta.

También es posible que la identifiques como alguna de sus subcomponentes, como por ejemplo la Internet de las cosas.

Y eso es lo que se supone que deben hacer: existir por toda una habitación, un edificio, un sistema o incluso una comunidad sin entrometerse.

  • NEST de Google,
  • Apple Watch o Fitbit,
  • Altavoces inteligentes como Amazon Echo, Google Assistant o Apple HomePod,
  • Coches autónomos,
  • Bombillas inteligentes,
  • Cerraduras inteligentes.

Otro ejemplo con el que probablemente se encontrará una persona es el de los sistemas de automatización de viviendas que permiten la vigilancia a distancia de las propiedades.

Dondequiera que una pieza de tecnología se utilice para permitir que una acción transparente tenga lugar, entonces, es probable que un proceso de pensamiento centrado en la computación ubicua haya contribuido a hacer que esto suceda.

Como si eso no fuera suficiente.

 

La gama de dispositivos compatibles con los sistemas informáticos omnipresentes, mientras tanto, es amplia y va creciendo velozmente.

Los teléfonos inteligentes son quizás el ejemplo más obvio e inmediato, ya que a menudo son las herramientas elegidas por las personas que quieren controlar sus sistemas de automatización de viviendas y otras aplicaciones ubicuas.

Pero también se utilizan muchos otros dispositivos como parte de las redes de computación ubicua.

Los sensores, por ejemplo, son nodos clásicos en un sistema ubicuo, ya que a menudo se activan por la presencia de un usuario, en lugar de cuando este de forma consciente y dirigida, intenta hacer uso del servicio.

 

Pero no todo son virtudes. Potenciales problemas.

 

La información que se está recogiendo en todas partes es preocupante en el mundo actual, porque con la capacidad de computación que existe, es fácil relacionar los datos y crear una huella digital de lo mas profundo y privado del individuo.

Debido a que las aplicaciones de computación ubicua están en todas partes, inevitablemente van a terminar recogiendo más y más datos sobre sus sujetos.

y en la sociedad actual, legítimamente consciente de la seguridad de los datos, la perspectiva de que se recoja información cada vez que uno de los varios dispositivos ubicuos se dispara es preocupante.

 

 

Pero hay luz al fondo del túnel.

Con regulaciones de protección de datos como la Regulación General de Protección de Datos Europea entrando en vigor en los últimos años.

Y con la seguridad de que el enfoque en la seguridad de los datos no se vaya a suavizar pronto.

Para los proveedores de computación ubicua, entonces, la necesidad más apremiante es ahora la de asegurar que las características adecuadas de seguridad de datos, como la encriptación y la autenticación de dos factores, se incorporen en sus interfaces como estándar.

En última instancia, sin embargo, no hay duda de que la comodidad y la facilidad que pueden ofrecer las plataformas de computación ubicua van a seguir proporcionando valor durante muchos años, por lo que los beneficios de la computación ubicua, en general, superen los negativos cada vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: