FUTURO-DE-LAS-UNIVERSIDADES

NUBES DISRUPTIVAS EN EL HORIZONTE FUTURO DE LAS UNIVERSIDADES (EDUCACIÓN)

Si eres como yo, y te preocupa el futuro de las universidades y de la educación en general, entonces habrás seguido de cerca todos los debates de los últimos meses, sobre la disrupción que ha sido causa por ChatGPT.

La versión en ingles de este post está publicado en linkedin.

El futuro de las universidades y la educación en la era de ChatGPT

Los últimos años, y especialmente 2022, han sido muy interesantes de observar para alguien que ha estado relacionado con la alta tecnología y la educación durante bastante tiempo.

Tradicionalmente, las universidades han sido llamadas las puertas del conocimiento, y sólo podías conseguirlo si pasabas 5,4,3 (cada vez menos) años en la universidad y obtenías tu bonito (y colgable) diploma.

El auge de lo digital y la disponibilidad del conocimiento

Con el auge de lo digital, el conocimiento empezó a extenderse por internet y para la gente como yo, a la que le encanta aprender, fue como un sueño hecho realidad.

En los últimos meses, no es sólo el conocimiento el que está ampliamente disponible (sobrecargado de él), sino que ahora tienes herramientas de inteligencia artificial que te permiten descubrirlo, procesarlo, transformarlo y redistribuirlo con un aumento de valor que lo hace mucho más atractivo para otras personas que lo buscan.

FUTURO DE LAS UNIVERSIDADESac - Humano y AI
FUTURO DE LAS UNIVERSIDADESac – Humano y AI

Retos para las universidades en un futuro próximo

Esto ha creado algunos retos interesantes para las universidades en un futuro próximo como consecuencia de estos avances desencadenados por las tecnologías digitales.

Uno de los principales retos es cómo tender un puente eficaz entre el mundo académico y la industria para garantizar que los estudiantes adquieran las competencias y los conocimientos más demandados en el mercado laboral. Las universidades también se enfrentan al reto de una avalancha cada vez mayor de información y conocimientos, incluido el conocimiento abierto, los tutoriales en YouTube y los cursos gratuitos en MOOC y otros portales educativos. Esto puede dificultar que los estudiantes determinen qué fuentes son creíbles y cuáles no.

Una forma de abordar esta cuestión es que las universidades establezcan asociaciones más estrechas con empresas y organizaciones para conocer mejor las competencias y los conocimientos más demandados en el mercado laboral. Esto podría incluir la oferta de prácticas, programas de cooperación u otras oportunidades para que los estudiantes adquieran experiencia en el mundo real y establezcan vínculos con posibles empleadores. Además, las universidades pueden promover el desarrollo del espíritu empresarial.

Soluciones propuestas

Una forma de abordar esta cuestión es que las universidades establezcan asociaciones más estrechas con empresas y organizaciones para conocer mejor las competencias y conocimientos más demandados en el mercado laboral. Esto podría incluir la oferta de prácticas, programas de cooperación u otras oportunidades para que los estudiantes adquieran experiencia en el mundo real y establezcan vínculos con posibles empleadores. Además, las universidades pueden promover el desarrollo de competencias empresariales para que los estudiantes estén mejor preparados para crear sus propias empresas o desarrollar nuevos productos y servicios.

La calidad de la información y del conocimiento

Otro reto para las universidades es cómo filtrar la información falsa o poco fiable de la enorme cantidad de conocimiento abierto disponible. Esto requiere que las universidades inviertan en el desarrollo del pensamiento crítico y la alfabetización digital para que los estudiantes sean capaces de evaluar la credibilidad y fiabilidad de las fuentes de información. También requiere que las universidades asuman el papel de conservadoras de la información, identificando, organizando y poniendo a disposición de los estudiantes los recursos más relevantes y útiles. Este papel exige que las universidades conozcan a fondo el campo de estudio, el mercado laboral y las últimas investigaciones, y que sean capaces de evaluar la calidad y credibilidad de las fuentes de información.

El valor de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial ya está alterando el funcionamiento de las universidades, desde la forma en que imparten la enseñanza hasta la manera en que llevan a cabo la investigación. En las últimas semanas hemos visto cómo algunas universidades están adoptando herramientas como Chat GPT, y cómo otras siguen negándose, tratando de “bloquear el océano”.

A medida que avance la IA, las universidades tendrán que adoptar el uso de herramientas basadas en ella para personalizar las experiencias de aprendizaje, automatizar las tareas administrativas y mejorar la eficiencia de los proyectos de investigación.

Problemas de la IA en el entorno académico

Sin embargo, el uso de la IA también plantea problemas éticos, como la privacidad, la parcialidad y la falta de transparencia. Las universidades deben garantizar que los sistemas de IA se desarrollen y utilicen de forma ética, justa y transparente, y que se tenga muy en cuenta el impacto de estos sistemas en los estudiantes, el profesorado y el personal.

Para abordar estos retos con eficacia, las universidades deben estar dispuestas a adaptarse y evolucionar en respuesta a las necesidades cambiantes de los estudiantes y del mercado laboral, salvando las distancias con las empresas privadas y públicas y colaborando para trazar el camino a seguir para una nueva generación de Trabajadores del Conocimiento 4.0.

Esto puede implicar replantearse los modelos tradicionales de enseñanza y aprendizaje, invertir en nuevas tecnologías y fomentar una cultura de innovación y experimentación.

Conclusión FUTURO DE LAS UNIVERSIDADES

En general, los retos son importantes, pero también representan una oportunidad para que las universidades creen una experiencia educativa más receptiva, innovadora y eficaz para los estudiantes. Las universidades que sean capaces de afrontar estos retos de forma eficaz estarán mejor situadas para preparar a los estudiantes para un mercado laboral en rápida evolución y para realizar una contribución significativa a la sociedad. Las universidades ya no son la puerta de acceso al conocimiento, sino que deben convertirse en conservadoras y certificadoras de la calidad del conocimiento.

FUTURO DE LAS UNIVERSIDADES
FUTURO DE LAS UNIVERSIDADES

Que te parece esta reflexión? Quieres compartir la tuya? Si quieres leer más articulos sobre tecnologia, no te olvides de volver a mi blog.